Tierras Yegimales

Tierras Yegimales

Tierras Yegimales no intenta reinventar la rueda, redefinir géneros, revolucionar mecánicas, ni nada parecido. Su objetivo es bien distinto: ser un juego de rol para adolescentes.

Su autor, Daniel Menéndez Parras -o Acrobata2000-, se ha basado para ello en lo que mejor conoce, que es precisamente con lo que muchas personas empezaron en el rol a edades más o menos tiernas: la fantasía y el “mazmorreo”.

El trasfondo de las Tierras Yegimales mezcla elementos de espada y brujería a lo Conan, con el típico entorno de fantasía medieval de juego de rol. Casi como si se tratara del “trasfondo sin trasfondo” del viejo AD&D, Daniel crea un entorno cuya mayor virtud es ser reconocible y moverse dentro de los tópicos más esperables. Quizá lo más original de las Tierras Yegimales es que la única raza jugable son los humanos, de modo que solamente podemos echar de menos en estos reinos fantásticos a los elfos, enanos o medianos.

A este background reconocible, Acrobata2000 le suma el otro ingrediente de su receta para crear un juego de rol para adolescentes: un sistema sencillo.

Tierras Yegimales se basa en un sistema del propio Daniel Menéndez, llamado TYD6, que trata de ser una especie de resumen, simplificación y estilización de juegos tipo D&D en su versión 3.5. Encontraremos también en TYD6 algún pequeño pero sustancial añadido sacado de juegos más modernos -de esos que reciben el nombre de indies- e incluso ciertos guiños sutiles al mundo del videojuego.

Complejo de Master nos hace un tour por las Tierras Yegimales en su última reseña.

Además de su blog como Acrobata2000, Daniel mantiene una página web dedicada en exclusiva a Tierras Yegimales. En ella se puede encontrar la versión liberada del sistema TYD6, pues aunque el trasfondo de las Tierras Yegimales tiene licencia cerrada, el propio autor ha declarado su sistema como libre y este puede descargarse de manera gratuita en la mencionada web.

El tipo que está detrás del canal de Youtube Complejo de Master y uno de los frikis gochos de La Mazmorra de Pacheco. Hace reseñas, masteriza partidas interminables y cuando nadie mira, habla de él mismo en tercera persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *