Patrick_Breitenbach_CC-2.0

Soñar en formato podcast

Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco lo entendemos…
—Tyler Durden, en El club de la Lucha (1999)

Nacimos y evolucionamos queriendo escuchar nuestras voces llegando lejos, queriendo dar un mensaje conforme aprendíamos y crecíamos. Al tiempo entenderíamos que las oportunidades de brillar y alcanzar metas soñadas son escasas en número. Pero eso no nos ha permitido dejar de soñar.

La red está al alcance de todos y eso nos permite tener cada vez más vías de comunicación, a través de las cuales podemos emitir, recibir y compartir multitud de mensajes. Pero si hay algo atemporal es la radio, la palabra hablada que viaja a través del espacio y del tiempo.

No temas lanzar tus palabras frente a un guión, o atrévete a exhibirlas mientras miras hacia el cielo a través de la ventana, donde los pensamientos fluyen.

Y después de muchos pasos y muchos avances hemos llegado a los podcasts, la “radio de los pobres” como he llegado a escuchar alguna vez en un cierto tono jocoso. Pero no deja de ser una expresión curiosa, si es que es conocida así. Los podcasts son un modo de tantos otros de hacer llegar a otros la vibración de nuestra música y de nuestras voces. Nos permiten lecturas, rompiendo incluso las limitaciones del tiempo en nuestras atareadas vidas en las que sólo podemos colocar los frágiles auriculares sobre nuestras cabezas y dejarnos llevar por las palabras. Reseñas, audio-libros, debates, nuevas puertas a nuevas fronteras, distintos modos de ver un tema que quizás creíamos como una firme convicción.

Colleen AF Venable CC-by-sa-2.0

Tenemos un medio que está en auge y todavía no explorado en el que podemos sumergirnos, encontrar una audiencia comprometida cuando encontremos nuestro tema. No temas lanzar tus palabras frente a un guión, o atrévete a exhibirlas mientras miras hacia el cielo a través de la ventana, donde los pensamientos fluyen.

¿Qué más podríamos querer, combinando con los juegos de rol? Estos nos aportan más conocimiento y experiencia de lo que podríamos pensar en un inicio: creatividad, interpretación, conocimiento de nuestro mundo, improvisación, documentación, debates sobre la humanidad, nuevos mundos hacia los que viajar en el futuro y mundos pasados de los que no olvidar ciertas lecciones… Poderosas herramientas, de creatividad y aprendizaje, combinadas hacia algo todavía más productivo y beneficioso.

Puede que sea la radio del que tiene pocos recursos. Así mismo, también es la radio del locutor independiente, del que devora ficción y quiere darla a conocer para todos, de la voz que tiene que aportar para dar matices a otros, para dar nuevos puntos de vista. Toma el micrófono, difunde tu mensaje. Toma tus auriculares, capta el mensaje, toma parte de él y combínalo con tus pensamientos.

Quizás no lleguemos a ser dioses del cine o la radio, pero tenemos mucho que dar a este mundo.

Rolera, escritora aficionada atrapada en sueños de ciencia ficción, creadora de mundos. La cultura libre es beneficio de todos. La tecnología como herramienta educativa y el rol como herramienta creativa.

3 Responses

  1. Kike Andrada 01/07/2015 / 13:34

    Está genial ver tus sentimientos y sensaciones reflejados en los pensamientos escritos de otra persona. Considero que los podcasts y, en menor medida, los vlogs, deberán ser la punta de lanza de la difusión rolera de los próximos años.

    • Beelzenef 05/07/2015 / 12:00

      Tienen mucho potencial. Directos, cercanos, con posibilidades casi infinitas… y quiero creer que el día para unirme al formato está cada vez más cerca. Así podremos seguir soñando y dando vida. Un saludo.

  2. EbaN de Pedralbes 05/07/2015 / 19:10

    En mi caso particular debo reconocer que los podcasts no me interesaban nada hasta que unos colegas empezaron uno y me vi obligado a participar con ellos. Desde entonces ya no le tengo miedo escénico a hablar, se me ocurren ideas para generar más contenidos, busco gente a la que se le pueda entrevistar, etc… De hecho también escuchó otros podcast, pero en menor medida, de otra gente para descubrir como lo hace la competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *