seguridad_cc_noattribution

Sistemas de seguridad

Hollywood nos tiene acostumbrados a escenas en las que un villano o protagonista de turno presiona un pulsador de incendio y las alarmas de todo un gran edificio comienzan a sonar, procediendo a la inmediata evacuación del mismo.
No sé cómo funcionan los protocolos de actuación en Estados Unidos, pero aquí, en España (y supongo que gran parte de Europa), esto no funciona así.

¿Por qué cuento esto? Porque podemos encontrarnos situaciones en partidas de ambientación actual, o futurista, donde es posible que los personajes tengan la genial idea de imitar la acción vista en una película, esperando que de repente todo el edificio se evacue al instante para dejar hacer a los aventureros los que les venga en gana mientras el caos reina en el lugar de la acción. ¡Error!

Veamos cómo funciona.

En un gran edificio donde podemos plantear la escena de acción (un hospital, un centro comercial, un edificio gubernamental, etc.) habrá diferentes tipos de alarma, de señales, de sensores, personal de seguridad, limpieza, mantenimiento, jefes intermedios, y seguramente (pero no menos importante), un puesto de seguridad que será llamado de maneras muy diversas.Todo esto suele funcionar como un gran mecanismo donde cada alarma, cada trabajador y el protocolo a seguir en caso de surgir los diferentes peligros para los que están diseñados, funcionan tan bien como sus partes respondan.

Los siguientes planteamientos están basados en casos reales de la actualidad, si quisiéramos adaptar estas situaciones para juegos de ciencia ficción o futuristas, deberíamos pensar y modificar el funcionamiento de cada caso según la tecnología que se use en esa ambientación. Aunque si no queremos complicarnos la vida, podemos hacer como en Star Wars, Star Trek u otras tantas películas de fantasía/ ciencia ficción, donde por mucha tecnología avanzada y viaje por el espacio hay, los protocolos y alarmas son muy, muy, muy similares a lo que podemos encontrarnos hoy en día.

Elementos de protección que podemos encontrar en un gran edificio

Algunos de estos elementos están diseñados para un uso específico, otros son casuales y otros son personal que forma parte de los trabajadores del edificio. Los enumero a continuación:

  • Alarmas contra incendios.
  • Cámaras de vigilancia.
  • Detección contra intrusos.
  • Personal de seguridad.
  • Puesto de seguridad.
  • Sistemas de protección contra incendio.

Tipos de alarma contra incendios

Los sistemas de seguridad que podemos encontrar hoy en día para detectar un incendio, suelen ser revisados visualmente por el personal que trabaja en ese edificio. Es decir, normalmente existirá un elemento que enviará una señal al puesto de seguridad, donde personal cualificado comenzará un proceso (protocolo), enviando a un miembro del equipo de seguridad (con prioridad) o a personal con otras funciones si los de seguridad no están disponibles. Tras la comprobación de esa alarma se continuará el protocolo de incendios o no. En ninguna situación, comenzarán a sonar alarmas a diestro y siniestro y se ejecutará automáticamente la evacuación del edificio.

Las posibles tipos de alarmas contra incendios que podemos encontrarnos son:

  • Detectores de humo. Hay varios tipos de estos detectores (lumínicos, iónicos, etc.). Suelen tener forma de cono o circulares y emiten un pulso de luz intermitente, y secuenciado. Si está fijo, ese detector está enviando una señal al puesto de seguridad.
    Su funcionamiento es simple, cuando una nube de cualquier elemento (humo, polvo, niebla, etc.) lo cubre “ensuciando” la membrana de su interior, es cuando emite una señal de alarma.
    Si por casualidad, una corriente de aire empujará el humo de un incendio evitando que alcanza el detector de humo, este nunca enviará la señal de alarma.
  • Pulsador de alarma. Se pueden encontrar en los pasillos a la altura de la mano, esperando que los transeúntes hagan un uso responsable de él. Cuando el cristal se rompe, un pequeño pulsador presionado se libera y envía una señal al puesto de seguridad.

seguridad_cc_noattribution_2

Cámaras de seguridad

Las cámaras de seguridad no suelen cubrir cada centímetro de un edificio, pero si se posicionan en lugares estratégicos. Entradas, pasillo, salidas de emergencia, puertas, lugares importantes (cámaras de seguridad, salas de máquinas, azoteas, etc.). Todas las cámaras enviarán sus imágenes a un conjunto de monitores donde un miembro de seguridad observará con más o menos atención lo que sucede en ellas. Además, las imágenes suelen ser grabadas para su posterior revisión. Depende de la tecnología, calidad y el dinero que se quiera invertir las cámaras tendrán mejor calidad de imagen. Podemos encontrar diferentes tipos como estos:

  • Cámaras fijas. Enfocan a un lugar concreto y no pueden moverse remotamente.
  • Cámaras rotativas. Pueden girar mediante un motor añadido a la cámara. El control de movimiento puede responder a las indicaciones de un operario desde una consola, tener programada una secuencia, o girar para apuntar a un lugar específico como respuesta a una señal enviada por un sensor. Su capacidad de giro no llega a 360º.
  • Domo. Es un tipo de cámara rotativa con forma redonda y capacidad de giro de 360º.
  • Cámaras ocultas. Estas cámaras toman el aspecto de elementos comunes del entorno para pasar desapercibidas, tales como un detector de humo, un cuenta personas, etc.
  • Cámaras falsas. Son elementos que simulan ser una cámara, pero que en realidad no tienen ninguna funciona más allá de “asustar”.
  • Cámaras exteriores. Estas cámaras tienen capacidad para modificar la Estas cámaras tienen capacidad para que no pierda calidad de grabación por el exceso de luz o su déficit. Además, son resistentes a las condiciones atmosféricas.
  • Cámaras de visión en la oscuridad. Estas cámaras pueden grabar en total oscuridad, pero las imágenes no se ven como si fuera de día, no pudiendo en ocasiones identificar a quién graba, pero sí que está haciendo, colores, rasgos, etc.

Detección de intrusos

La detección de intrusos se realiza a través de tres sistemas: Mediante las rondas de los miembros de seguridad, el control de cámaras y la instalación de sensores.

La detección de intrusos visual, mediante cámaras o en persona, consiste en vigilar mediante rondas o desde un lugar específico uno o varios lugares. Si el vigilante se encuentra en una posición estratégica, como una garita, puede que no necesite realizar rondas. Mientras que si el lugar es muy grande, como para poder controlarlo todo, es posible que realice algunas rondas para verificar que no hay nadie sin permiso.

Los sensores que se usan para detectar la intrusión de alguien ajeno al lugar que se vigila, consisten en equipos electrónicos que envían una señal de alarma al puesto de control cuando se cumplen ciertas condiciones. Estos sensores pueden combinarse con otros elementos de protección como sirenas, o las cámaras de seguridad, que pueden programarse para girar a un lugar específico, concretamente el lugar donde está localizado el sensor.

Cuando un sensor envía una señal al puesto de seguridad, este comprobará por la cámara quien lo ha hecho saltar, y enviará hasta allí a personal para comprobar el área.

Algunos de los sensores usados para esta detección son:

  • Alarmas electromagnéticas. Este tipo de alarmas son muy simples y básicas. Consisten en una pequeña placa electrónica que debe permanecer “pegada” a un imán. Cuando el imán se separa de la placa electrónica envía una señal al puesto de control. Este tipo de alarmas es frecuente verlas en puertas, ventanas y trampillas.
  • Sensores de movimiento. Hay dos tipos de sensores de movimientos, pasivos y activos. Los sensores activos trabajan enviando ondas ultrasónicas que leen la señal rebotada. Si en el área donde se emiten esas ondas se introduce un elemento este interfiere en el rebote de las ondas, el equipo enviará una señal de alarma al puesto de control. Los sensores pasivos miden y leen la energía infrarroja, mediante un fotodetector se encarga de leer el calor de los cuerpos, y que crean una variación de la energía distribuida en el área mediante el movimiento. Las variaciones más pequeñas como la iluminación del sol no afectan al sensor debido a que su programación ignora esos cambios tan pequeños.
  • Sensores lumínicos. Consisten en un pequeño aparato que emite una luz hacia un punto concreto donde hay un espejo que refleja de vuelta el punto de luz. Si la luz emitida es “cortada” al pasar cualquier elemento que no permita reflejar de vuelta el punto de luz envía una señal de alarma al puesto de control.

Por supuesto, existen otros tipos de alarmas más modernas y sofisticadas en edificios con alta seguridad, pero en los edificios comunes esto es lo que se suele utilizar, y sobra para presentar un reto y bastante dificultad a los personajes jugadores.

seguridad_cc_noattribution

Personal de seguridad

Son las personas contratadas para vigilar un lugar. En entornos futuristas el “personal” de seguridad podría incluir robots que incorporen sensores, cámaras y otros elementos descritos.
Los vigilantes van uniformados con el pantalón y la guerrera de la empresa que los contrató (si se ha realizado de manera legal), unas esposas y una una porra, y según el requerimiento del servicio un revólver, normalmente aquellos en los que se transporte o custodien dinero. El personal de seguridad suele estar preparado para realizar primeros auxilios, tienen unos conocimientos medios sobre legislación (en lo referente a su trabajo), suelen haber realizado cursos de defensa personal, debido a su experiencia e intuición pueden identificar señales que los hagan sospechar sobre cosas que debieran ser de otro modo, y se conocen el protocolo de evacuación del lugar en caso de amenaza.

Entre todos los miembros del equipo de seguridad, habrá uno denominado “jefe de servicio”, que además de encargarse de la coordinación del personal en planta, poseerá un manojo con llaves maestras que abrirán prácticamente cualquier cerradura del edificio.

En los puestos de control suele permanecer un miembro de seguridad de forma permanente.
Los vigilantes no suelen intentar evitar delitos que supongan un claro riesgo para su salud, limitándose a llamar a las autoridades y permanecer atento. Pero el factor humano es voluble y podrían darse casos de lo contrario.

Sí que podrían de intervenir en pequeñas reyertas, o expulsión de gente alterada, o problemática.

En algunos lugares como hospitales, centros comerciales, etc. puede existir otro tipo de personal, que si bien no forma parte del equipo de seguridad, es muy posible que apoye a este o colabore en ciertas funciones. Por ejemplo, las enfermeras de un hospital harán de ojos a sus compañeros de seguridad, y los miembros de mantenimiento de un centro comercial ayudaran en una evacuación.

Este tipo de personal no suele involucrarse directamente en la detección de amenazas, pero puede apoyar a sus compañeros si se ven superados, los auxiliarán si están heridos, avisaran a la policía, etc.
De este modo, aunque los miembros de seguridad de un lugar parecen pocos, hay que tener en cuenta que rara vez están solos, y que pueden contar con elementos auxiliares.

Imaginad una escena donde los personajes intentan reducir a uno o dos seguratas, y de repente aparece un fornido y barbudo trabajador de la empresa de mantenimiento, con una enorme llave grifa en las manos…

Puesto de seguridad

Llamamos puesto de seguridad a un lugar donde existe un equipamiento destinado a vigilar un lugar, posiblemente controlado o revisado por personal de seguridad.

Desde el puesto de control se coordinan a los diferentes efectivos del equipo de seguridad, se pueden visualizar las cámaras de vigilancia, y llegan las diferentes señales de alarma de los detectores de intrusión e incendio.

Suele ser un lugar seguro (a prueba de incendios, y posiblemente con varias puertas de seguridad), donde exista comunicación con el exterior vía teléfono.

El puesto de control no tiene porque estar ubicado en el mismo lugar que se está vigilando, aunque suele ser lo habitual en lugares grandes. Si el servicio es pequeño o no se contrata personal humano, la vigilancia puede realizarse a través de monitores desde la central de la empresa contratada, enviando a un vigilante ha hacer alguna ronda en determinados momentos, o se ha visto algo fuera de lo normal. En los delitos o asaltos considerados peligrosos se comunica con la policía que se hace cargo del asunto.

Si el Puesto de seguridad es una localización física del área a vigilar, es algo similar como al cerebro o al corazón del equipo de seguridad, coordinando al resto de vigilantes, y posiblemente otro personal que también trabaje en el lugar, como limpieza o mantenimiento.

Cuando una señal de alarma, o el aviso por parte de cualquier trabajador del lugar vigilado llega hasta el puesto de control, este inicia un protocolo. Si es una alarma de incendio tratará de localizar el incendio con la cámara mientras envía a algún tipo de personal a comprobarlo. Si hay una reyerta enviará a un vigilante, si hay un aviso de bomba lo comunicará a todos los trabajadores, la policía, etc. Pero nunca, nunca la evacuación y la alarma sonará públicamente sin que quien esté en el puesto de control así lo decida (normalmente después de las indicaciones de los dueños del lugar, las indicaciones del jefe de seguridad, los gerentes, etc.).

Es decir, cualquier alarma que un sensor o detector envié al puesto de control será silencioso. Desde el puesto de control verificarán y decidirán si la amenaza es real, y si esta es real, se iniciaran los protocolos necesarios (tienen que ser algo muy gordo para evacuar un edificio) para la evacuación.

seguridad_cc_noattribution_3

Sistemas de protección contra incendios

Los elementos de protección contra incendios consisten en las herramientas que un edificio posee para combatir el fuego o el humo.

Los más conocidos son los extintores, las mangueras de incendios y los rociadores. Los extintores y las mangueras deben ser manipuladas por alguien, mientras que los rociadores comenzarán a expulsar agua cuando la temperatura del ambiente en el punto concreto donde está el rociador ascienda a XºC, momento en el que la burbuja de protección se romperá y el agua a presión comenzará a caer sobre las llamas.

La presión del agua permanece constante mediante unas bombas que mantienen la presión a un nivel adecuado, y que cuando se necesita más cantidad de agua se ponen en marcha. Sin estas bombas los rociadores solo expulsan el agua que hay en las tuberías, disminuyendo deprisa la presión con la que despide el agua.

Otras herramientas útiles en un incendio pueden ser hachas de bombero, de una mano o a dos manos. Estas herramientas rara vez se muestran al público permaneciendo en el puesto de control.

Existen otros sistemas para combatir el fuego y humo, como las cortinas anti-humo, que evitan que el humo se esparce libremente por el lugar, o aireadores, que de forma parecida a los rociadores, cuando son alcanzados por las llamas se derrite una placa de seguridad abriendo unas compuertas para que salga el humo evitando que las personas del interior se ahoguen.
Tras la explicación del funcionamiento de los elementos que detectan un incendio y el fuego, podemos hacernos una idea de cómo funcionan los protocolos de emergencia de grandes lugares.

Evidentemente cada lugar difiere en el funcionamiento. Por ejemplo, un aeropuerto o una estación de tren tienen una dotación de policía permanente, que se hace cargo de cualquier amenaza, por lo cual, la dificultad presentada a los personajes aumenta considerablemente.

Las evacuaciones de los edificios están diseñadas para que todo un edificio se realicen en 10-15 min.

Estos tiempos son teóricos y los que podemos encontrar en las pruebas anuales que cada edificio está obligado a realizar cada año, pero es posible que cuando la práctica real sea llevada a cabo se tarde más, o que no sea completada al 100%.

Los factores que pueden hacer que la evacuación no se termine de realizar son múltiples. Normalmente, el grueso de la población haremos caso a las alarmas sonoras y a las indicaciones del personal del edificio que nos indique por dónde debemos salir. Pero hay situaciones en las que estas cosas se complican.

En una evacuación se corta el gas, los ascensores, las rampas mecánicas, etc. y todo el mundo debe salir por su propio pie. Imaginad que estáis en un centro comercial y acabáis de comprar un televisor de plasma última generación y de 50” por 2000€, y cuando estáis bajando por la rampa mecánica rodeados de gente suenan las alarmas y se para la rampa ¿dejaríais el TV allí? ¿O tratarías de arrastrar el carro con el TV hasta el final de la rampa en dirección al coche?

Es muy posible que la gente hiciera esto con cosas mucho menos valiosas que un TV de 2000€, simplemente con algunas prendas de ropa, o la compra semanal, poniéndose en peligro ellos mismos y al resto que impiden el paso con su carro… largas colas de gente empujando por culpa de un carro cargado en medio de una rampa parada.

Imaginad la típica tópica escena del centro comercial invadido por zombies y un testarudo comprador sin querer separarse de su compra, da mucho juego ¿verdad?

Jugador de rol desde los 13 años, y electricista de profesión, así que soy algo así como un Electricista aventurero.

4 Responses

  1. Víctor Gomez 17/02/2016 / 20:32

    Muy majo y bien explicado, es una buena introducción a la seguridad en general, que en si misma, es ante todo una sensación.

    Muy acertado el hecho de que en personal de seguridad el factor personal cuenta mucho. A destacar que su mayor enemigo es la rutina y las guardias demasiado largas, así como el hecho de que muchas veces se ignoran reglamentaciones por exigencias de clientes o factores económicos.

    A destacar también que el país en el que se ambiente el asunto es muy determinante: en España, la seguridad sólo lleva revólveres del 38 y, en furgones, a veces escopeta calibre 12. Como hay tranquilidad, con ello sobra. Pero hay lugares en que van a atraco al furgón por semana…

  2. Víctor Gomez 17/02/2016 / 20:34

    PD: Ah! Y como se nota que tu sabes de lovque hablas, que aún hay mucha gente que cree que los vigilantes de seguridad privados son guardias jurados, eso desapareció hace mucho ya.

  3. Funs Athal 18/02/2016 / 01:06

    Muy interesante los datos de las armas, eso lo desconocía. Gracias.

  4. Cifuentes 21/02/2016 / 15:50

    Como indica Victor el reglamento de seguridad privada indica que las armas autorizadas para los servicios de seguridad serán “las indicadas por el ministerio del interior”.

    Actualmente los servicios armados, casi exclusivamente porte de caudales, custodia de explosivos y escolta, se realizan con revolver calibre .38 Special y cañón de cuatro pulgadas (los escoltas semiautomática de 9mm.) y excepcionalmente escopeta calibre 12/70. Sin embargo esto puede variar en función del servicio. En los pesqueros se autorizo el uso de Fusiles de asalto y, creo, ametralladoras. Si mal no recuerdo cedidas por defensa. Pero estas ultimas tuvieron bastantes problemas al ser embarcadas en Seychelles.

    Otros países tienen legislaciones distintas. E incluso esta puede variar entre distintos estados, como ocurre por ejemplo en USA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *