95679827_9f0b57271b_b

La música en las partidas de rol

  Partidas de terror

La música es un recurso habitual en las partidas de rol. Esta nos ayuda a desconectar del ruido ambiente y si está bien escogida también nos ayuda a meternos en la atmósfera de la partida.

Claro está que esta es un arma de doble filo, tanto puede ayudarnos a meternos en el ambiente como sacarnos de cuajo de él. Me explico, si los jugadores están inmersos en un momento épico escalando las montañas del Tíbet y de golpe suena la banda sonora de “Piratas del Caribe, la maldición de la perla negra“,  la canción 15 “He´s a pirate”, esta canción es fácilmente reconocible y transportará el ambiente directamente de los jugadores, aunque sea por unos instantes, a un barco pirata por asociación de ideas, cosa que no pasaría con otras canciones de la misma banda sonora que no son tan conocidas. Otro tema será si son apropiadas para esa escena o no.

Un pequeño truco que yo utilizo para esto es crear listas extensas de música ambiental para diferentes escenas, y luego tener canciones para los momentos clave, esas que van como anillo al dedo para la entrada de una escena y que harán como en las películas, que a los jugadores se les quede asociada esa canción con dicha escena.

Querría aclarar antes de seguir avanzando que no es mi intención el sentar cátedra, sino compartir con la comunidad mis experiencias y  dejar claro que todo lo que expreso en este texto es siempre desde mi humilde opinión.

5534037772_29174a1dcb_b

En las partidas de terror es muy importante la música como herramienta de ambientación, una música bien escogida hace salir a los jugadores del ambiente seguro de su casa para meterlos en una atmósfera en la que se respira la tensión y el peligro.

Para mi es importante también poner música ambiental para escribir las partidas y meterme en el ambiente, no concibo escribir una partida de terror mientras escucho Bob Marley, que da muy buen rollo, o música celta animada. Para mí es inspirador, una de mis musas, la música que hace sentir cosas y logra meterme en un ambiente propicio para lo que estoy escribiendo. Este recurso es habitual en las películas, una buena película tiene que ir acompañada de una buena banda sonora que introduzca al espectador en situación en cada momento.

Como he comentado antes, hay canciones que me mandan mis musas que, con solo escuchar alguna de sus notas, se me ocurren escenas completas.  Esas  son las que guardo para introducir esa escena en la partida ya que intento transmitir a los jugadores lo mismo que he sentido al crearla, soy parte de ella, es la semilla de mi musa.

Ahora los lectores pensaran que soy un friky que se pasa más tiempo escogiendo la música que preparando la partida. Le dedico horas sí, pero por lo general tengo preparadas listas de reproducción para varios tipos de ambiente: jazz para un club de caballeros, música instrumental para una investigación, música inspiradora de tensión y terror para las situaciones de peligro o tensión, y solo me preparo los openings o las canciones para los hitos claves en los que sé que esa es la canción que transmitirá el ambiente idóneo para la escena.

Para mi es muy importante la canción de inicio de escena, ya que es la que marca el tono y la ambientación. Empezar una partida de La Llamada de Cthulhu años 20 haciendo un zoom de la ciudad para entrar por la ventana de la casa donde están los jugadores mientras suena Rhapsody in Blue no tiene precio, o presentar a los personajes investigadores o mafiosos en su Cadillac recorriendo las calles de la ciudad mientras suena Woke Up This Morning de Alabama 3. Este último caso sería una de las excepciones donde una banda sonora reconocida funcionaría bien pues queremos recrear una escena que la gente tiene grabada en su memoria y los meterá de lleno disfrutándola con más intensidad.

Por una parte tenemos multitud de bandas sonoras, algunas muy conocidas con lo cual tendríamos que ver si son válidas para un momento concreto de la partida pues estas no suelen ser lo mejor como música ambiental de fondo. Ejemplos de estas tenemos a la BSO de El exorcista (Mike Oldfield),  la BSO de Tiburón (John Williams), la BSO de Psicosis (Bernard Hermann), la BSO de Martes 13 (Harry Manfredini), la BSO de Drácula (Wojciech Kilar), la BSO de Entrevista con el vampiro (Elliot Goldenthal), BSO Jurassic Park (I y II), algunos temas de tensión y miedo de la BSO de E.T., la BSO de “Drácula 70″ (Frank Langella)… Estas bandas sonoras tienen canciones intensas que han sido creadas para unas escenas determinadas de una película y podemos aprovecharlas para esos momentos clave de las partidas, haciendo de ellas momentos mágicos que queden grabados en nuestra memoria. Esa fuerza es precisamente la que nos podría sacar de ambiente si no es la idónea, aunque siempre se pueden aprovechar el resto de canciones que no son tan conocidas como música ambiental.

Compositores de BSO como Alan Silvestri, tiene mucho material aprovechable, la BSO de Judge Dreed, la BSO de  Predator o BSO The Abyss. También tenemos a Jerry Goldsmith,  con su BSO de Alien, así como otras BSO que podremos aprovechar  como la BSO de El Guerrero Número Trece o Warlock. Otro de los grandes compositores es Elliot Goldenthal  que no solo ha hecho la BSO Entrevista con el Vampiro, sino otras maravillas como la BSO de Alien 3,  su Réquiem sinfónico, Titus, Esfera

El exorcista.

Tiburón.

Psicosis

Entrevista con el vampiro.

Pero no todas las BSO de las películas de terror han sido un éxito y se han quedado grabadas en nuestras mentes junto a escenas de películas, por lo que muchas de ellas son aprovechables para nuestras partidas de terror sin el miedo de que despierten un recuerdo del film y nos saque del ambiente de la partida. Tenemos BSO como 28 días después, La niebla,  Silent Hill, Halloween, Pesadilla en Elm Street, Resident Evil, Sleepy Hollow

28 días después.

La Niebla.

Silent Hill.

Halloween.

Sleepy Hollow.

Pesadilla en Elm Street

Por otra parte, tenemos una buena fuente de música de ambiente de terror en los videojuegos. Muchas de estas bandas sonoras son muy válidas para crear un ambiente de tensión. Tenemos ejemplos en las BSO de Eternal Darkness: Sanity’s Requiem, la de Clock Tower, La de Left 4 Dead, la de la serie de juegos Silent Hill, La de la serie de Resident Evil, Bioshock, American McGee’s Alice…

American McGee’s Alice

Eternal Darkness: Sanity’s Requiem

Left 4 Dead

Bioshock.

También tenemos una fuente inagotable de música ambiental de terror englobada bajo la etiqueta Dark Ambient.

El Dark Ambient es un subgénero de la música electrónica derivado del Ambient que se caracteriza por transmitir un ambiente siniestro u obscuro. Este estilo de música surgió en los años 80 con la introducción de nuevos sintetizadores y la música electrónica.

Este tipo de música es ideal para largas listas de reproducción, podemos encontrar canciones con ambiente más urbano o más genéricas, otras con sonidos de agua…  Es interesante recopilarlas en diferentes listas de reproducción, pues suelen ser canciones largas y fácilmente podemos tener varias horas de reproducción de música terrorífica  para la ambientación de nuestra partidas.

Una relación de wikipedia de artistas Dark Ambient.

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:M%C3%BAsicos_de_dark_ambient

Adentrándonos en el submundo del Dark Ambient encontramos muchos grupos que destacan, y personalmente he encontrado infinidad de horas de música para mis partidas. Uno de estos grupo es Midnight Syndicate, un grupo que apareció a finales de los 90´ formado por Edward Douglas y Gavin Goszka, gozan de una extensa discografía y son  creadores del horror sonoro y partituras macabras ideales para las partidas.

Midnight Syndicate (1997), Born of the Night (1998), Realm of Shadows (2000), Gates of Delirium (2001), Vampyre (2002), Dungeons & Dragons (2003), The 13th Hour (2005), The Dead Matter: Cemetery Gates (2008), Carnival Arcane (2011), Monsters of Legend (2013), Christmas: A Ghostly Gathering (2015)

Banda sonora original; The Rage (2008), The Dead Matter (2010),  Axe Giant (2013)

Midnight Syndicate.

Por otro lado tenemos a Música Cthulhiana, un artista alemán que hace música Dark Ambient inspirada en relatos de Lovecraft y que ya posee varios discos en su discografía.

Cryo Chamber es un magnífico sello discográfico de varios artistas de Dark Ambient, tienen multitud de discos en su catálogo de ambientación de terror; destaca entre ellos el disco “Cthulhu” que es una creación de varios de sus artistas.

Hasta aquí solo he tratado de forma detallada la música de terror. Claro está que una partida de terror se compone de varias escenas,  y puede haber escenas de planteamiento e investigación que no pegarían con el tipo de música que he planteado hasta ahora. Eso me gustaría tratarlo en otros artículos, pero básicamente es el mismo procedimiento, buscar canciones propicias para los opening de las escenas crear una lista extensa de música que vaya bien con la ambientación y época desarrollada para no preocuparte de si se acaba o no.

Agradecer si habéis leído hasta aquí, y espero que os sirva de ayuda para vuestras terroríficas partidas. Sé que me dejo cosas en el tintero, como la BSO de Eternal Lies que sacó Pelgrane Press, o canciones como Four Shadows  que sacó la misma editorial para el Rastro de Cthulhu entre muchas otras, pero la idea era hacer una guía orientativa y, a partir de aquí, que cada uno se sumerja en la inmensidad de la música y encuentre las musas que a mi tanto me han ayudado.

Todavía no sé quien soy. En mi camino por la vida hago de padre, marido, marinero, hago de encargado en una constructora para ganarme la vida… Mis pasiones : pintar miniaturas y sobre todo jugar o dirigir rol. Nada me llena más que pasar un buen rato con la gente que quiero.

2 Responses

  1. Federico 15/10/2015 / 21:42

    Un artículo estupendo, Oscar. Ahora que estoy intentando meter algo de música en mis partidas tu artículo me ha servido de mucha ayuda. Gracias

  2. Francisco Tapia 16/10/2015 / 19:01

    La música ambiental juega con algo mucho más profundo que nuestra consciencia, influye en nuestras emociones y en todo lo que conlleva la parte irracional de todos nosotros. No sólo se utiliza para investigación. Por ejemplo, yo la utilizo en mi campaña de fantasía de ambientación propia, de modo que, al igual que he creado lo demás, he ido elaborando una banda sonora propia con el paso del tiempo y va muy bien. Utilizo un pequeño mp4 conectado a unos altavoces, de modo que puedo controlar la banda sonora a vaoluntad.
    En el fondo, no se trata de poner youtube y “tres horas de música épica”, sino que hay que tener un control de las pistas que se reproducen en cada instante y, al mismo tiempo, un control de la narrativa, de modo que determinadas descripciones coincidan en el tiempo con piezas musicales seleccionadas de antemano. El efecto es grandioso.

    Un saludo, desde “Con Pluma y Píxel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *