L_C_Tiffany_Market_Day

El periplo del héroe: Historias que emocionan (I)

El monomito o periplo del héroe es el patrón narrativo que siguen muchos de los mitos clásicos de gran variedad de culturas y ha sido usado con provecho por novelistas y cineastas para contar historias que nos han emocionado durante generaciones. Al ser un esquema narrativo abstracto puede emplearse en los juegos de rol para ayudar a contar infinidad de historias que dejen un sabor auténtico alejado del pastiche.

Se presenta al héroe en su mundo habitual en donde recibe la llamada a la aventura. Al principio se muestra reacio a aceptarla, pero el sabio le anima a cruzar el primer umbral donde se le pone a prueba y encuentra aliados. Alcanza la cueva más recóndita donde padece la más dura de las experiencias. El héroe se apodera de la espada o del tesoro y se ve perseguido en el camino de vuelta a su mundo. Su experiencia lo resucita y lo transforma. Regresa a su mundo habitual con un tesoro, bendiciones o un elixir para beneficio del mundo.

En 1949 el mitógrafo estadounidense Joseph Campbell publica “El héroe de las mil caras” que termina convirtiéndose en una referencia obligada para novelistas, narradores de historias y, muy especialmente, para la industria de Hollywood. George Lucas, entre otros, se ha visto influenciado enormemente por la obra de Campbell.

En su libro, Campbell explora la teoría de que todas las mitologías del mundo que han sobrevivido miles de años comparten una misma estructura fundamental. A esta estructura él la denomina el monomito y aplica los principios del psicoanálisis, principalmente el estudio de los símbolos y los arquetipos jungianos, para presentarlo como una manifestación recurrente de la psique humana.  Nuestras mentes se desdoblan en múltiples personajes que interpretan los dilemas, miedos y dramas vitales de nuestras vidas. Así, los personajes recurrentes en el mito del héroe tales como el joven héroe, el viejo sabio, el personaje que no es lo que parece o la oscura némesis son idénticas a los arquetipos hallados en los sueños. Esta es la razón de que los mitos e historias que siguen este modelo sean percibidas como psicológicamente auténticas.

Las historias basadas en el monomito tienen un atractivo que cualquiera puede sentir porque recurren a las fuentes del inconsciente colectivo y desarrollan temas de índole universal. Estas historias tratan preguntas como: ¿Por qué nací?, ¿qué ocurrirá cuando muera?, ¿cómo puedo superar mis problemas y ser feliz?

HP

Así pues, según Campbell, todo mito es básicamente la misma historia que vuelve a contarse una y otra vez.

El héroe de las mil caras y los juegos de rol

¿Qué tiene todo esto que ver con los juegos de rol? ¿Cómo podríamos aprovecharnos de estos conocimientos para mejorar nuestras partidas? La definición de juego de rol es escurridiza y difícilmente encontraremos una que contente a todo el mundo. Sin embargo, una cosa es cierta: En los juegos de rol interpretamos personajes y muchas veces estos personajes forman parte de una historia. El monomito puede ayudarnos a que esta historia resuene en nuestros corazones. Puede ayudarnos, citando al poeta, a evocar algo gigante y extraño, más grande que ella misma y a la vez también parte de nosotros.

Cada una de las etapas del viaje del héroe es simbólica y tiene más que ver con un proceso emocional o con eventos abstractos guiados por una idea, que con hitos concretos a los que la historia debe indefectiblemente dirigirse. Por este motivo, creo que el monomito tiene su espacio también en aquellas partidas en las que el director de juego no fuerce a los personajes de los jugadores a comportarse de cierta manera determinada o a seguir determinado guion preestablecido. ¿Cómo es esto posible? ¿Acaso el héroe en su periplo no atraviesa fases predeterminadas? ¿No suceden eventos dispuestos de antemano? En cierto sentido el viaje del héroe es como una tirada de los arcanos del tarot: Esboza un esquema de historia pero no nos la cuenta siempre de la misma manera.

Asimismo, cabe señalar que tampoco necesariamente el monomito es una herramienta solo para las grandes campañas; puede aplicarse satisfactoriamente a partidas únicas. Muchas películas recorren este mismo esquema en menos de tres horas.

La estructura del mito

Para profundizar en las ideas que se hallan tras el mito del héroe lo mejor es leer el libro de Campbell, pero para los curiosos o aquellos que no dispongáis de tiempo o ganas de leeros el libro os presento a continuación una versión resumida del periplo del héroe.

En primer lugar repasaremos brevemente cada una de las fases.

Wikipedia

Cada narrador utiliza el mito con el propósito de contar su propia historia. Por eso EL HÉROE TIENE MIL CARAS

Las fases del HÉROE son:

  1. Se presenta al héroe en su mundo conocido o habitual: Vemos al héroe en el mundo en que ha estado viviendo hasta ahora. Esta vida creará un contraste con la que llevará cuando cruce el umbral (paso 5) que da paso al mundo desconocido.
  2. La aventura llama al héroe: El héroe se enfrenta a un problema o reto.
  3. El héroe se muestra reacio en un primer momento: El temor del héroe a cambiar su vida hace que se niegue a embarcarse en la aventura. También podría ocurrir que sea otra persona la que le desanime a tomar la iniciativa recordándole los riesgos de hacerlo.
  4. El sabio anima al héroe (ayuda sobrenatural): El héroe se encuentra con un mentor que le guiará hacia el peligro, pero el héroe deberá enfrentarse por sí mismo a los retos.
  5. El héroe cruza el primer umbral: El héroe acepta el reto de la aventura y entra en el mundo desconocido. Ya no hay vuelta atrás.
  6. El héroe se enfrenta a los retos. Amigos y enemigos: La resolución del héroe es puesta a prueba y hará amigos y enemigos en su camino.
  7. El héroe desciende a los abismos (vientre de la ballena): El héroe se ha acostumbrado al nuevo mundo y se adentra en él en busca de sí mismo, de sus más terribles pesadillas para vencerlas.
  8. El héroe supera una prueba iniciática que casi acaba con su vida: Este es un momento crítico en la historia. Probablemente el héroe se enfrente a la muerte y haya de confrontar sus más profundos miedos.
  9. El héroe toma la espada (recompensa): El héroe ha obtenido un “tesoro” (arma, poder, conocimiento, iluminación, reconciliación, amor…)
  10. El camino de vuelta: El héroe se ve forzado a terminar lo que empezó y decide regresar al mundo conocido que había abandonado con su “tesoro” para enfrentar al enemigo una vez más.
  11. La resurrección: Este es el clímax de la historia. El último y más peligroso encuentro con la “muerte”. Al héroe se le pondrá a prueba sobre lo que ha aprendido durante su viaje.
  12. El retorno con el elixir: El héroe ha regresado a su mundo habitual. Pero con él trae su “tesoro” que compartirá con el mundo.

En el próximo artículo analizaremos cada una de las fases en detalle y haremos un estudio comparativo de algunos de los mitos, películas e historias más conocidos y de cómo ejemplifican cada una el monomito. Estoy deseando ponerme manos a la obra y compartir con vosotros mis descubrimientos.

¡Hasta la próxima!

Bibliografía:
CAMPBELL, JOSEPH. El héroe de las mil caras. Psicoanálisis del mito. México: Fondo de Cultura económica (Biblioteca de psicología y psicoanálisis), 1998. 372 págs. ISBN 968-16-0422-9.
VOGLER, CHRISTOPHER. The Writer's Journey: Mythic Structure for Writers. California: Michael Wiese Productions, 2007. 370 págs. ISBN 978-1932907360.
Cuando con doce años le pedí al tendero con gafas de culo de botella el hundir la flota, el de la caja azul, él me mostró también una caja roja, la del dragón; Ya sabéis cuál elegí. Poco después esa tienda cerró. Jamás he vuelto a ver al misterioso tendero miope.

6 Responses

  1. Néstor Solano 02/07/2015 / 18:14

    Juer vaya articulazo! La verdad es que leyéndolo uno rememora decenas de pelis/libros/comics y entiende porqué Avatar le supo a lo mismo de siempre jaja!

    • Pedro Pablo Calvo 05/07/2015 / 21:41

      ¡Muchas gracias, Néstor Solano!

      La verdad es que pocas veces la credibilidad de un estudio de la envergadura de “El héroe de las mil caras” del señor Campbell puede corroborarse, al menos en parte, con los éxitos en cifras de muchas de los grandes guiones de Hollywood y de los _bestsellers_ de nuestras estanterías.

      Sin duda mucho hay de cierto en el monomito que puede usarse para contar historias que interesen.

  2. Runeblogger 03/07/2015 / 00:02

    Hace tiempo que tengo este libro en la lista de libros que quiero leer. La primera vez que supe de él fue por la lista de lecturas recomendadas del mundo de Glorantha. Así que me ha gustado Mucho encontrar un artículo que relacione Campbell con los juegos de rol ¡y ya tengo ganas de leer el siguiente de la serie!

    • Pedro Pablo Calvo 05/07/2015 / 21:44

      Runeblogger, estas palabras tan generosas tuyas me llevan en volandas para redactar la segunda parte, un monstruo de muchas cabezas que amenaza con devorarme. Tú serás mi espada cuando cruce el umbral, no lo dudes.

  3. Gastón 20/07/2015 / 23:56

    ¡Fantástico artículo! Hace tiempo busco perfeccionarme en la narrativa rolera y esto es una gran pista. Me soprendió cómo he desenvuelto prácticamente toda esta estructura en muchas de mis historias, y sin saberlo.
    ¡Muchas gracias! Saludos

    • Pedro Pablo Calvo 19/08/2015 / 19:05

      Gracias a ti, Gastón:

      Yo tuve la misma sensación de plenitud cuando caí en la cuenta de que las historias que nos contamos, las que quedan grabadas en nuestra memoria, siguen estos mismos pasos. A veces lo hacen de manera directa, otras, de manera simbólica y sugerente… ¿Cuál es el secreto que encierran? ¿Podemos usarlo para jugar al rol?

      Un saludo,

      Pedro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *