Esquema flujo Dungeon World

Dungeon World es muy raro

Resumen

Puedes descargarte aquí un esquema que te ayude a dirigir Dungeon World y otros juegos basados en el motor Powered by the Apocalypse (todos los PbtA siguen el mismo patrón). Sé lo suficientemente estricto al seguirlo como para beneficiarte del modelo, pero lo suficientemente flexible como para incorporar tus propios recursos y estilo de dirección.

***

Dungeon World y todos los Powered by the Apocalypse son raros de cojones. Así que ahí va un artículo extravagante.

El sastre

Había una vez un sastre. No era el mejor del mundo, pero era un buen sastre. Tomaba sus medidas a ojo, cortaba a ojo la tela y confeccionaba trajes a medida de los que estaba orgulloso. Era un hombre feliz y sus clientes eran viejos conocidos.

Pero ocurrió que e20130416_sastren la convención anual de alfayates, costureros y modistos, un hombre de acento extranjero, largo bigote y bombín atildado presentó una nueva técnica desconocida para todos: Medida y patrón. Así la llamó. La técnica, le pareció al sastre, no consistía en otra cosa que en tomar medidas precisas del tiro, la cintura y el ancho de los hombros amén de otras tantas como el contorno de las muñecas, el cuello y las rodillas. A continuación, y acompañado de un ábaco para los cálculos, el hombre del bombín confeccionaba decenas de cartoncillos de las más diversas formas y los hilvanaba sobre papel vegetal. El extranjero de largo bigote, tras unas cuantas consultas al ábaco, usaba una pastilla de tiza para trazar, ayudado de los patrones, líneas rigurosas sobre las telas. Al acabar, quedaban listas para el corte.

El sastre quedó maravillado, pero se dijo que la técnica no estaba hecha para él. Poco sospechaba entonces lo que habría de sucederle.

El primero de todos los clientes que le pidió un traje a medida y patrón fue el Sr. Alegría.

—No trabajo esa técnica —le dijo el sastre al Sr. Alegría.

—Es lo de siempre, solo que ha de tomar medidas —repuso aquel. Así que, resignado, el sastre le tomó las medidas y las metió en un cajón.

Veinte días más tarde el Sr. Alegría se presentó en la tienda del sastre.

—Este traje no es a medida y patrón.

—Pues le juro que tomé las medidas —sentenció el sastre.

—Pero no las usó —respondió él—. No me entienda mal, es un buen traje, pero no es un traje a medida y patrón. —Y sin mediar palabra, el Sr. Alegría pagó el traje y se marchó.

Con el paso de los meses, el número de clientes que llegaban pidiéndole un traje a medida y patrón llegó a ser abrumador, así que el sastre se decidió a aprender la técnica. Leyó cuanto pudo sobre patrones y ábacos, y visitó los talleres de sus compañeros. Sin embargo, todo fue en vano, pues la técnica lo evitaba y no conseguía hacerla suya.

Al año siguiente, en la convención anual de alfayates, costureros y modistos pudo hablar con el extranjero atildado de largo bigote. Para entonces, los trajes a medida y patrón estaban a la moda y todo sastre reputado colgaba un cartelito con forma de bombín a la entrada de su sastrería: Trajes a medida y patrón aquí.

—No le entiendo. ¿Cuál es el problema?  —le dijo el hombre del bombín—. Conoce los cálculos. Las proporciones de los patrones que me trae son las correctas.  

—Mire  —repuso el sastre avergonzado—, yo siempre tomé las medidas a ojo, corté a ojo la tela y confeccioné trajes a medida de los que estaba orgulloso. Era un sastre feliz.

—La técnica de medida y patrón es una técnica precisa, profesional y eficiente —contestó el extranjero con lengua afilada—. Deje usted el ojo a los cuberos. Nosotros somos sastres.

—Los años habían ido pasando. Los clientes del sastre estaban contentos, pero él había perdido la ilusión de confeccionar. El Sr. Alegría seguía encargándole un traje cada año. Enviaba a un muchacho para recogerlo. Antes de marcharse, el muchacho siempre le entregaba al sastre un sobre de billetes sujetos con un clip con forma de bombín y le daba recuerdos de parte del Sr. Alegría.

Cierta tarde fría de noviembre, el sastre, harto de hacer cálculos con el ábaco, decidió tomar la pastilla de tiza y perfilar a ojo ayudándose de los patrones. Al instante regresó a él una vieja sensación conocida. Volvió a imaginar y perseguir los contornos con las líneas de tiza. Su mano era libre de nuevo para crear. Tal fue su entusiasmo, que amaneció cortando, cosiendo y confeccionando.

Días más tarde, el Sr. Alegría le hizo una visita. Se le veía espléndido vestido con su último traje, como si el tintineo de las campanillas de la puerta de la entrada no se acallara en su presencia.

—¿A qué debo su visita, Sr. Alegría? El muchacho vino ayer a recoger su nuevo traje. ¿Hay algo que no sea de su agrado? ¿Acaso están mal las medidas?

—Al contrario, amigo sastre. Vengo a pagarle el traje.

—Por eso no tiene que preocuparse —dijo el sastre aliviado—, el muchacho me trajo ayer el sobre.

—El sobre era para pagar sus patrones —repuso el Sr. Alegría—. Yo hoy he venido a pagarle el traje.

***

Aquí os dejo los patrones para jugar a Dungeon World. Tened buen ojo y confeccionad con ellos vuestros propios trajes.

 esquema FlujoDW

Cuando con doce años le pedí al tendero con gafas de culo de botella el hundir la flota, el de la caja azul, él me mostró también una caja roja, la del dragón; Ya sabéis cuál elegí. Poco después esa tienda cerró. Jamás he vuelto a ver al misterioso tendero miope.

6 Responses

  1. Marlock 01/08/2016 / 12:34

    me encanta la historia, gran reflexión

    • Pedro Pablo Calvo 06/08/2016 / 18:05

      Me alegro mucho de que te guste, Marlock.

  2. Disfrazdepirataconloro 16/09/2016 / 12:53

    Muy buen simil, llevo 4 dias con el manual de dungeon world y tengo a mis espaldas 28 años de rol, actualmente 8 lustros me vigilan y la sensacion, despues de haberlo leido y haber compartido ideas con compañeros que no lo conocian y que juegan old school es de terrible ansiedad por enfrentarnos a nuevos retos.
    Has hecho un trabajo encomiable y ten por seguro que ninguna ayuda que encuentre va a ser desdeñada por la suficiencia rolera de haber jugado a todo lo que se “moviera”, dungeon world me esta haciendo ser mejor jugador y master de lo que hubiera sido por el resto del tiempo hollando este plano, estoy completamente superado y espero encontrar antes de que pasen 10 dias un grupo al que dirijir o con el que adentrarme en los misterios de este fantastico juego….si no,
    no se que va a ser de mi fragil cordura.

  3. Apocalypsefan 29/12/2016 / 22:09

    Qué chula la historia y el diagrama… Me han encantado ambas! Gracias, un gran trabajo!

    • Pedro Pablo Calvo 01/01/2017 / 21:38

      ¡Gracias a ti, Apocalypsefan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *